domingo, 18 de junio de 2017

89. BRIEVA. RANCHO DEL ESQUILEO



En FLR no somos aficionados a la jloria de los arquitectos que contribuyen a la portentosa colección que venimos realizando aquí, pero algunos de nuestros expertos, habituados a buscar influencias artísticas o conexiones estilísticas aseguran que esta joya-museo de la transhumancia elevada a mayor gloria de nuestro cordero asado en Brieva de Cameros, podría ser de la misma mano que el misterioso chalet del presidente (catalogado en FLR n 67). Para otros expertos, sin embargo, lo que le hace verdaderamente merecedor de un gallardón del arte riojano es el remate de superior de los restos que fueran del edificio susodicho, o sea, del rancho del esquileo, o sea, de esto:


Claro que..., puestos a dar premios, el murete de fuera y la urbanización encementicia también piden el suyo, porque eso sí que no estaba en la obra original y pegan bien con la piedra del rancho.