domingo, 18 de junio de 2017

81. LOGROÑO. TRASERAS DEL COSME GARCÍA



Esto no sabe nadie muy bien lo que es, pero por estar en la parcela del Cosme García y tener campos deportivos delante, todo parece indicar que ha de servir para educar a las nuevas generaciones de niños riojanos que ya no tienen sólo que afrontar con éxito la fealdad del Palacio de los Deportes, la nueva Plaza de Toros, los bloques de viviendas donde viven o incluso la cárcel, sino también las obras artísticas de los arquitectos modernos de las últimas generaciones. Un alumno que haya estudiado aquí podrá trabajar perfectamente en las Bodegas Darien sin desmayarse, o vivir en los pisos de Toyo Hito sin tomar Ibuprofeno todos los días. Para que luego digan que la Enseñanza Pública no es previsora.