viernes, 22 de marzo de 2013

17. ARENZANA DE ABAJO



Una de las mayores decepciones de los turistas que van a Moscú es comprobar que la famosa Plaza Roja no es roja. Y no porque Rusia ya no sea comunista, sino que nunca fue roja. Que era un engaño. En Arenzana de Abajo, sin embargo, sea o no comunista el Ayuntamiento que elijan, tienen una plaza roja de verdad, a menos que en estos últimos años le hayan cambiado la color, porque la foto es del 2007.  Una puerta azul bajo la torre, una cuidada línea de bolardos y la parejita de cabina de teléfonos-buzón de correos le dan unos toques de color y volumen que el artista juzgó suficientes para entrar en nuestro catálogo sin tener que recurrir a monumento alguno. A destacar también la armonía entre los contrafuertes y las farolas que iluminan la plaza.